En algunas ocasiones sientes que no te ¨hayas¨ que todo te afecta, tienes una sensación de vacío, de inseguridad y muchos miedos; puedes llegas a pensar que te va a dar un infarto o que te vas a morir; algunas personas pueden pensar que le están haciendo algo y otras pueden hasta sentir vergüenza por tener estos síntomas.

Lo primero es reconocer que algo no está bien, que no hay que sentir pena y que necesitas ayuda profesional para confirmar el diagnóstico.

Los síntomas asociados a la ansiedad son diversos; insomnio, pensamientos negativos o inquietantes, ganas de huir, sensación de peligro, magnificar las situaciones, dificultad para concentrarse,  gastritis, colon irritable, estreñimiento, opresión en el pecho, taquicardia, dolores de cabeza y de espalda, rigidez muscular, ataques de pánico, , nauseas, mareos, sudoración, temblores, entre otros.

Existen diversos tipos de  trastorno de ansiedad siendo los mas comunes: Trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de pánico, trastorno obsesivo compulsivo, fobias y  trastorno por estrés postraumático.

Las causas pueden ser genéticas y también de índole situacional ; por un evento traumático o difícil que hayas pasado o estés pasando.

Es importante diferenciar un trastorno de ansiedad  a  los sentimientos  de ansiedad que se tienen en algún momento por que estés nervioso ante una situación especifica;  Se convierte en trastorno cuando se empieza a afectar el funcionamiento normal de las personas en diversas áreas como la relación de pareja, familiar, laboral ,etc.

El tratamiento en algunos casos específicos y cuando la afectación  general sea importante se necesitará de intervención de especialista el cual recetará medicamentos que ayudarán a producir los químicos que el cuerpo necesita para su funcionamiento y que por algún motivo no se están produciendo de manera natural y por lo cual no hay que tener ningún tipo de prevención si se acompaña obligatoriamente de una psicoterapia.

Es muy probable que la ansiedad esté presente siempre en tu vida porque hace parte de tu genética o de tu personalidad y por lo tanto debes aprender a manejar tu mente y no permitir que tu mente te maneje.

Para el manejo de la ansiedad  es necesario hacer una terapia psicológica;  en mi terapia siempre manejo las técnicas de autocontrol como es la respiración, la relajación y  la programación neurolingüística . También hacemos una revisión de tu pasado hasta el vientre materno inclusive para buscar malas programaciones, bloqueos, traumas, ciclos sin cerrar  o sin perdonar  y todo aquello que esté interfiriendo en tu salud mental.

Siempre incluyo la recomendación de hábitos saludables, ejercicio, alimentación, fortalecer la espiritualidad y  la comunicación asertiva .

No dudes en buscar ayuda, no sabes lo bien que te puedes sentir!!!